5 Señales del acné hormonal

5 Señales del Acné Hormonal

 

Es importante comprender la diferencia entre el acné hormonal y los brotes esporádicos de acné que se dan por la edad, algún alimento o alguna eventualidad.

El acné hormonal está intrínsecamente vinculado a (lo adivinaste) las hormonas.
Las hormonas que causan este tipo de acné son fluctuaciones de estrógeno y progesterona, que varían ampliamente a lo largo del mes del ciclo menstrual.

La relación de cada una de estas hormonas entre sí también puede afectar los niveles de testosterona de las mujeres y también puede ser la causa del acné hormonal. Por último, el cortisol (la hormona del estrés) también puede afectar a todas estas hormonas.

Se cree que las fluctuaciones hormonales, que pueden ser menstruales o cíclicas (o ambas) en las mujeres, provocan un aumento de la producción de grasa en los poros.

 

¿Cómo saber si tienes acné hormonal?

 

Hay varios signos de que los granos están relacionados con las hormonas.
Probablemente tengas acné hormonal si …

 

1. Ya no estás en tu adolescencia

El acné hormonal es el tipo de acné que tiene más probabilidades de atacar a los 20 y tantos años. Eso es porque esos son los años en que las mujeres son más activas hormonalmente, a los 20 años es a menudo la edad para tener hijos, lo que hace que las mujeres sean más propensas a las intensas fluctuaciones hormonales del embarazo, el parto y la lactancia.
Pero la edad por sí sola no determinará si tendrás un brote o no. La genética puede dictar cuándo comienzan y terminan los brotes hormonales. Aunque aún no está estadísticamente probado, casi la mitad de las mujeres de 20 años experimentan acné, y la menopausia también puede provocar un resurgimiento de los brotes.

 

2. Los granos aparecen alrededor de la barbilla y la línea de la mandíbula

Uno de los signos reveladores de un brote hormonal es su ubicación en la cara. Si notas quistes inflamados alrededor de la parte inferior de la cara, especialmente en el área de la barbilla y la mandíbula, puedes apostar a que probablemente sea acné hormonal. Los dermatólogos no saben exactamente por qué esta barba de acné es tan común, especialmente en las mujeres, pero se reduce a una producción excesiva de grasa que obstruye los poros.
Una causa puede ser que el exceso de hormonas en tu cuerpo estimulan las glándulas sebáceas, muchas de las cuales están alrededor del área de la barbilla. Este exceso de glándulas sebáceas provoca en la piel este tipo de brotes. Aunque el mentón y la mandíbula son lugares extremadamente comunes para el acné hormonal, también puede aparecer a lo largo del costado de la cara o en el cuello.

 

3. Tus brotes ocurren una vez al mes

El acné hormonal a menudo se manifiesta en un patrón cíclico, al igual que los ciclos menstruales de las mujeres, esto se da incluso en mujeres posmenopáusicas, porque estas mujeres todavía experimentan fluctuaciones mensuales en sus niveles de estrógeno y progesterona, aunque más bajas que las mujeres premenopáusicas.
Los brotes hormonales también tienden a aparecer en el mismo lugar todos los meses. Esto suele ser el resultado de que un poro en particular se agranda en tamaño por una brote de grano anterior; sin embargo, también podría ser que la apertura de los poros atrape el aceite de forma natural. Esto puede variar de persona a persona y de poro a poro.

 

4. Estás muy estresada

El cortisol (la hormona del estrés) también puede afectar a todas las demás hormonas, provocando que estén fuera de control. Las mujeres que son propensas a las fluctuaciones hormonales mensuales, que son bastante pronunciadas y tienen períodos de estrés agudo, están preparando el entorno perfecto para que les dé un brote hormonal de acné.

 

5. Estás lidiando con quistes dolorosos

Las manchas marrones a nivel de la superficie de la piel (también conocidas como puntos negros), y los pequeños puntos blancos de bacterias atascados en sus poros (también conocidos como puntos blancos) no están en la misma categoría que el acné hormonal, que puede presentarse en forma de quistes dolorosos. Estos quistes dolorosos se manifiestan como protuberancias más profundas que se encuentran debajo de la superficie de la piel y no pueden ser extraídas con la extracción manual normal por un individuo o un esteticista, estos bultos suelen ser sensibles al tacto porque han acumulado aceite durante un período de días o semanas que luego provoca una reacción inflamatoria.
Suelen aparecer en el mismo lugar una y otra vez, volviéndose sub-agudos o crónicos. Debido a que tienen un componente inflamatorio, requieren un enfoque más clínico del tratamiento que comienza desde adentro hacia afuera en lugar de tratarlos tópicamente.

 

wrmuriel@gmail.com
 Consejos piel
placeholder image

¿Por Qué el Serum de Niacinamida es tan Increíble?

placeholder image

Los Mejores Jabones Faciales para Piel Grasa

placeholder image

Hidroquinona Efectos Secundarios: Ten Mucho Cuidado

placeholder image

Vitamina C para la Cara: Un Escudo Radiante Contra el Envejecimiento

Bonono Beauty | México 🇲🇽 

× Consulta sobre tu piel