Diferencia entre Hidratar y Humectar: Revela la Belleza de tu Piel

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y merece una atención especial para mantenerse saludable y radiante. Dos términos que a menudo se utilizan indistintamente, pero que tienen propósitos diferentes, son hidratar y humectar. Entender la diferencia entre hidratar y humectar es clave para diseñar una rutina de cuidado de la piel efectiva.

¿Qué pasa si tu piel está deshidratada?

Si tu cuerpo está deshidratado por falta agua, por problemas de alimentación o por el uso de medicinas. Entonces seguramente necesitaras hidratar tu piel.

La deshidratación de la piel puede llevar a una serie de problemas. La piel deshidratada tiende a lucir opaca, áspera y propensa a líneas finas y arrugas. Además, puede desencadenar la sobreproducción de aceite como mecanismo de defensa, lo que resulta en piel grasa y propensa a imperfecciones.

¿Qué pasa si tu piel está seca?

La piel seca, por otro lado, se caracteriza por la falta de aceite. Sus células no son capaces de mantener la humedad natural y lo que necesitas es humectar Esto puede llevar a descamación, enrojecimiento y picazón. La piel seca también es más propensa a las arrugas, ya que la falta de humedad contribuye a la pérdida de elasticidad.


«Entender la diferencia entre hidratar y humectar, te puede ayudar a identificar qué productos usar para cuidar tu piel.»

¿Qué es hidratar la piel?

Hidratar es aportar agua e hidratación a la piel para mejorar su capacidad y absorber la humedad y nutrientes. La hidratación cutánea es el volumen de agua que contiene la piel. Esta hidratación se produce en las capas más profundas de la piel. Este proceso ayuda a mantener un equilibrio hídrico saludable, asegurando que la piel retenga la humedad necesaria para su funcionamiento óptimo.

¿Cuál es el objetivo de un cosmético hidratante?

El objetivo de un cosmético hidratante debe ser el de mantener o restituir la homeostasis o estabilidad de la piel.

Un cosmético hidratante contiene sustancias oclusivas, que forman una pequeña capa protectora sobre la piel para evitar o impedir la pérdida de agua por evaporación.

El objetivo de un cosmético hidratante es mantener y aumentar la hidratación del estrato córneo, que es la capa más superficial de la piel.

Los productos hidratantes buscarán reponer el contenido de agua en la piel y fortalecer su barrera protectora. Esto se logra mediante ingredientes como ácido hialurónico, glicerina y ceramidas, que atraen, retienen y refuerzan la hidratación.

¿Qué productos son adecuados para la hidratación?

Las cremas hidratantes y sueros con ingredientes humectantes son esenciales. Opta por fórmulas no comedogénicas para evitar obstruir los poros, especialmente si tienes piel propensa a imperfecciones. Considera que el producto hidratante debe ser adecuado a la edad de la persona y al tipo de piel.

Principales activos de los productos para la hidratación

Ácido hialurónico: Retiene el agua en la piel. Es un hidratante y humectante, capaz de formar una matriz superficial sobre y entre las capas más externas de la piel. Retiene el agua que se perdería trans-epidérmicamente.

¿Qué es humectar la piel?

La humectación implica añadir aceite o lípidos a la piel para sellar la humedad y prevenir la pérdida de agua. Es especialmente beneficiosa para la piel seca.

La humectación ayuda a retener agua en la superficie de la piel, mediante sustancias higroscópicas o formando una película oclusiva que evita la evaporación.

La humectación cutánea apunta a mantener la hidratación normal de la piel sana o corregir.

¿Qué pieles se recomienda humectar?

La humectación es ideal para pieles secas, pero puede aplicarse a cualquier tipo de piel que necesite un impulso adicional de nutrición y protección contra la pérdida de humedad.

Sin embargo, se la recomienda particularmente en:

  • Pieles foto dañadas
  • Piel seca de piernas y manos
  • Pieles atópicas
  • Pieles con psoriasis

Principales activos de los productos para humectar

Pepita de uva (aceite). Con propiedades humectantes y nutritivas, tiene una alta concentración de ácido linoleico, excelente antioxidante.

Glicerina. Es un principio altamente higroscópico, ya que actúa absorbiendo la humedad del medio ambiente y fijándola sobre la superficie cutánea.

Urea. Favorece la humectación de la piel, reduce la descamación y el picor propio de las pieles secas. Útil en psoriasis, eccemas y dermatitis.

Entender la diferencia entre hidratar y humectar, te puede ayudar a identificar qué productos usar para cuidar tu piel. Hidratar es garantizar que la piel tenga suficiente agua, mientras que humectar es sellar esa hidratación con aceites esenciales. Ambos procesos son vitales para una piel saludable. Adaptar tu rutina de cuidado de la piel según sus necesidades específicas te ayudará a mantenerla equilibrada, radiante y resistente al paso del tiempo.

Sixta Flores V.

Dermatocosmiatra – Nutricionista


wrmuriel@gmail.com
 Consejos piel
placeholder image

¿Por Qué el Serum de Niacinamida es tan Increíble?

placeholder image

Los Mejores Jabones Faciales para Piel Grasa

placeholder image

Hidroquinona Efectos Secundarios: Ten Mucho Cuidado

placeholder image

Vitamina C para la Cara: Un Escudo Radiante Contra el Envejecimiento

Bonono Beauty | México 🇲🇽 

× Consulta sobre tu piel